Menu

Un gigantesco incendio en Valparaíso deja un centenar de casas quemadas

El puerto chileno de Valparaíso sufre un nuevo incendio. La localidad, a 120 kilómetros de Santiago y compuesta por 42 cerros, ha visto como un centenar de viviendas han ardido y unas 400 personas han sido evacuadas. El incendio se ha declarado la tarde de este lunes 2 de enero, y ha causado heridas leves a 19 personas, en su mayoría por inhalación de humo. “Se ha procedido a la evacuación del sector. Ha sido exitosa y no hemos tenido desgracias que lamentar”, declaró el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, en una rueda de prensa convocada para dar cuenta del siniestro, que comenzó en una zona boscosa denominada Laguna Verde y afectó a sectores tradicionales y poblados de la ciudad, como Playa Ancha.

El fuerte viento, de hasta 60 kilómetros por hora, propagó las llamas hacia las zonas habitadas del sur de Valparaíso, donde las temperaturas alcanzaron hoy los 34 grados. Las autoridades ordenaron la evacuación preventiva de las casas situadas en la zona de riesgo y declararon la alerta roja en esta ciudad, que en abril de 2014 sufrió un incendio que dejó más de 2.900 viviendas destruidas, 12.500 personas damnificadas, 15 muertos y más de 500 heridos. El desastre fue catalogado como el peor que haya vivido la ciudad, una de las que tiene mayor cantidad de habitantes de Chile (250.000 en la urbe) y que en 2003 fue declarada como patrimonio cultural de la humanidad.

 Valparaíso, ubicada a orillas del Pacífico, sus calles son estrechas y empinadas, lo que habitualmente dificulta el acceso de los bomberos. En el mayor puerto del país, donde funciona el Congreso Nacional, la mayoría de las construcciones son antiguas y en las últimas décadas la población ha comenzado a habitar lugares prohibidos de los cerros. Con el paso del tiempo, sin embargo, los habitantes de las viviendas comienzan a conseguir permisos de edificación y la ciudad ha crecido sin mayor control. Uno de los principales problemas que enfrenta y que contribuye a este tipo de tragedias es la inmensa cantidad de basura que se junta en las calles, lo que ayuda a la propagación del fuego. “Nosotros no tenemos cómo prevenir que las personas no boten basura en los sectores de las quebradas”, afirmó el subsecretario Aleuy.

Cinco brigadas de la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y 49 unidades de Bomberos de Valparaíso y Viña del Mar están combatiendo el incendio, con apoyo aéreo de 10 aeronaves que han debido paralizar su trabajo al caer la tarde. Los bomberos han informado de que la situación está “relativamente en calma”, indicó el intendente (gobernador) de la región de Valparaíso, Gabriel Aldoney, quien agregó que unas 500 casas están en zonas de riesgo y que durante la noche se realizará un seguimiento permanente de la evolución de las llamas. “Las condiciones climáticas pueden cambiar y empeorar el escenario. Los cambios de vientos podrían provocar que el incendio vuelva a aumentar o trasladarse a otro lado”, indicó Aldoney.

El siniestro ha provocado un corte del suministro eléctrico en parte de la ciudad que será restablecido totalmente durante la noche o en la madrugada del martes, según informó un portavoz de la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI).

La ministra de Vivienda, Paulina Saball, indicó que el balance de viviendas afectadas podría aumentar. “Todos los esfuerzos se han puesto en detener el fuego y albergar a las familias”, añadió.

El alcalde de la ciudad, Jorge Sharp, informó de que los albergues municipales habilitados para acoger a las familias damnificadas atienden a una treintena de personas. “Hay que estar con la gente”, dijo Sharp, quien asumió el cargo el pasado 6 de diciembre y se ha comprometido a urbanizar y reconstruir las zonas arrasadas por el fuego. “Podemos hacer las cosas mucho mejor”, remató el alcalde, quien demandó a las autoridades estatales un plan maestro de emergencias para esta ciudad, que de manera recurrente se ve afectada por graves incendios.

El siniestro, cuyas causas se desconocen por el momento, se inició en una zona de matorrales y eucaliptos, y produjo una extensa columna de humo visible a decenas de kilómetros de distancia, incluida la autopista que une Valparaíso con Santiago, que registraba una alta intensidad circulatoria este lunes, último día festivo de la Noche Vieja. Además de Valparaíso, la ONEMI mantiene en alerta roja otros cuatro municipios de esa región y de la Metropolitana debido a los incendios.

No comments

Deja un comentario

Video of the day