Trump defiende al presentador de la Fox acusado de acoso sexual por varias empleadas

0

El presidente afirma en una entrevista en ‘The New York Times’ que la exasesora de Seguridad de Obama ha podido cometer un delito

Donald Trump, este miércoles, en la Casa Blanca junto al Rey de Jordania. ANDREW HARNIK AP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendió este miércoles a Bill O’Reilly, presentador estrella de la cadena conservadora Fox, por las acusaciones de acoso sexual que ha recibido y que han supuesto indemnizaciones millonarias y una fuga de anunciantes. En una entrevista con The New York Times, Trump, que también ha sido acusado por acoso en el pasado, dice que O’Reilly es “una buena persona” y que no debió llegar a acuerdos con la presuntas víctimas.

 

“Creo que es una persona que conozco bien, es una buena persona”, señaló el presidente, que suele elogiar el trabajo de la Fox frente a sus críticas constantes a otros medios. “Creo que no debería haber pactado, personalmente creo que no debería haberlo hecho, tendría que haber llegado hasta el final, no creo que hiciera nada malo”, afirmó. La mayor polémica de la campaña de Trump durante las presidenciales se produjo cuando se filtró un vídeo de hacía 10 años en el que presumía de agarrar a las mujeres por los genitales sin su consentimiento gracias a su fama y poder.

Fox News pagó más de 30 millones a al menos 11 empleadas para callar sus denuncias por acoso sexual contra el expresidente Roger Ailes y el presentador estrella, según una investigación de The New York Times. Tras la revelación, alrededor de una docena de anunciantes, como BMW, Hyundai y Mercedes Benz, se han dado de baja.

En la entrevista también se refiere a Susan Rice, la exconsejera de seguridad nacional de Obama, quien pidió averiguar la identidad de asesores de Trump. Rice afirmó ayer que lo hizo de forma casual, ya que formaban parte de unas conversaciones interceptadas por los servicios de inteligencia estadounidenses en el marco de una investigación a ciudadanos extranjeros. “Esta va a ser la mayor historia”, dijo Trump, cuya Administración está salpicada por los dudadoso contactos de su entorno con cargos rusos. Trump llego a acusar al expresidente Barack Obama de espionarle pero no ofreció prueba alguna. Preguntado sobre si creía que esto podría constituir un delito por parte de Rice o los servicios de Inteligencia, respondió “sí, sí lo creo”.

Deja Tus Comentarios

Comentarios

Share.

Leave A Reply