Los misiles de EE UU destruyen una base aérea y causan seis muertos

0

El ministro de Exteriores de Siria, Walid Moalem, el jueves en Damasco. UNCREDITED AP

Israel respalda el “fuerte mensaje” que envía la ofensiva ordenada por Trump. Irán, aliado del régimen sirio, expresa su “firme condena” a este tipo de “ataques unilaterales”

El ataque con decenas de misiles de crucero  lanzado en la madrugada de este viernes por Estados Unidos desde buques de guerra en el Mediterráneo contra la base área siria de Al Shairat, en la provincia de Homs, ha destruido prácticamente estas instalaciones militares, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, una ONG que cuenta con informadores sobre el terreno. Al menos cuatro militares, entre ellos un general, han muerto según la misma fuente en la operación de represalia por el ataque químico del martes en Jan Sheijun contra el aeródromo de donde partió supuestamente el bombardeo. Las autoridades sirias han elevado los fallecidos a seis.

“La pista de aterrizaje, los depósitos de combustible y los sistemas de defensa área han quedado pulverizados”, precisó un responsable del  Observatorio. El gobernador de Homs, Talal Barzai, limitó la entidad de los daños y anunció que las instalaciones serán reconstruidas próximamente. La base de Al Sharat es la segunda más importante de las Fuerzas Aréas sirias, después de la de Latakia, en la costa mediterránea, donde se encuentran desplegados los aviones de combate rusos que apoyan al régimen del presidente Bachar el Asad.

 

Talal Barzai declaró a la televisión estatal siria que la intervención norteamericana solo “contribuye a los objetivos de los grupos armados terroristas (como el régimen describe a las fuerzas rebeldes) y a los intereses de Israel a largo plazo (…) ; pero la política de Siria no cambiará”. La cadena de televisión árabe Al Mayadin, con sede en Beirut, informó, sin aportar fuentes, de que los aparatos sirios habían sido trasladados a otra base ante del ataque.

La escalada militar norteamericana –lanzado con el objetivo de disuadir de nuevos agresiones con armas químicas– se ha producido tras un nuevo fracaso en el Consejo de Seguridad de la ONU para consensuar la creación de una comisión de investigación sobre la matanza con gas tóxico en la provincia de Idlib. Siria y Rusia exigieron condicen para su aprobación que fueron juzgadas excesivas por los países occidentales.

La Coalición Nacional Siria, organización que agrupa a parte de la oposición al régimen, celebró que EE UU hubiese lanzado por primera vez un ataque de castigo tras las atrocidades cometidas por el régimen, y reclamó a Washington y a sus aliados la destrucción del resto de las bases gubernamentales para “neutralizar su capacidad aérea”.

El eco de las explosiones de los misiles Tomahawck se ha propagado por todo Oriente Próximo. El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu ha expresado esta madrugada su completo apoyo al “fuerte y claro mensaje” enviado por el ataque estadounidense en Siria. “Tanto en sus palabras como en sus acciones, el presidente (Donald) Trump advierte de que el uso de armas químicas no será tolerado”, afirma Netanyahu en un comunicado. “Israel espera que este mensaje de determinación ante las horrorosas acciones del régimen de  El Asad tenga eco no solo en Damasco, sino también en Teherán, Pyongyang y en otras partes”.

La Oficina del Primer Ministro aseguró que EE UU informó a Israelde que iba a desencadenar una operación militar de castigo contra instalaciones militares sirias horas antes de que se produjera. El Estado hebreo ha transmitido a la Administración norteamericana una petición para establecer zonas de seguridad desmilitarizadas en la frontera siria a fin de impedir que Irán y sus aliados libaneses de Hezbolá puedan desplegarse cerca de su territorio, según informa el diario Haaretz.

Turquía y Arabia Saudí, los dos grandes países suníes que apoyan a las milicias insurgentes en Siria, respaldaron el lanzamiento de misiles ordenado por Trump. Ankara ha solicitado además la imposición de un zona de exclusión aérea sobre territorio sirio para proteger a la población civil.

Irán, junto con Rusia el principal sostén del régimen de El Asad, ha expresado una “firme condena a este tipo de ataques unilaterales”, según un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores citado por la agencia ISNA. ”Estas medidas solo sirven para fortalecer a los terroristas (los insurgentes) y para complicar la situación en Siria y la región”.

Deja Tus Comentarios

Comentarios

Share.

Leave A Reply