Robinson Canó Si falla en una tercera prueba será expulsado de por vida.

Santo Domingo.-El segunda base de los Mets de Nueva York Robinson Cano dio positivo a una sustancia que mejora el rendimiento en las Grandes Ligas, por lo cual será suspendido por 162 juegos y perderá 24 millones de dólares en salario.

Se trata de la segunda ocasión en toda su carrera que Canó da positivo a un fármaco que mejoran el rendimiento, siendo la primera ocasión en el 2018, en momentos en que el dominicano pertenecía a los Marineros de Seattle. Perdió 8o juegos.

«La violación es muy desafortunada para él, la organización, nuestros fanáticos y el deporte. Los Mets apoyan plenamente los esfuerzos de MLB para eliminar las sustancias que mejoran el rendimiento del juego», agrega la información de Passan.

Encontrarse en su organismo Stanozolol le ha ocasionado una suspensión por 162 partidos (todo 2021) en lo deportivo y aleja las opciones de alcanzar los 3,000 hits (tiene 2,624). Pierde los US$24 millones que los Mets tendrían que pagarle y queda al borde de ser expulsado de por vida si vuelve a fallar en otra prueba cuando pueda reintegrarse, en 2022.

En lo adelante su gran carrera será acompañada de enormes asteriscos, como ocurre con Manny Ramírez, uno de los mejores bateadores derechos de la historia. Gary Sheffield, Sammy Sosa y Barry Bonds nunca fallaron a pruebas de dopaje, pero la enorme sospecha que generan los mantiene alejados del templo de los inmortales. Canó ya perdió US$11,741,935 por la suspensión de 2018 y este año por el recorte de la campaña a causa del COVID-19 dejó de cobrar US$15,120,000 por el reajuste que se aplicó en la liga.

Cuando esté nueva vez habilitado para jugar tendrá 39 años y quedará pendiente por cobrar los últimos US$48 millones del pacto de una década por US$240 MM que firmó con los Marineros tras la campaña 2013.Otro dominicano más

Canó se convierte así en el sexto dominicano suspendido más de una vez por el programa de dopaje y sustancias controladas, instaurado en Grandes Ligas a partir de la temporada 2005. Una lista que incluye a Neifi Pérez, Manny Ramírez, Guillermo Mota, Francis Martes y Jenrry Mejía, suspendido tres veces.

En esos 16 años van 63 jugadores suspendidos mientras se encontraban en los rosters oficiales de los equipos.

De ellos, 28 son dominicanos o lo mismo que el 44.4%. Otros 28 criollos que han pasado por el Big Show en ese trayecto también fueron sancionados, pero al momento de descubrirse la violación no estaban en las nóminas activas.

leave a reply